LO QUE NOS HIZO SOBREVIVIR EN EL PASADO, NOS MATA EN EL PRESENTE.

February 23, 2018

Es un problema

 

Vivimos en una sociedad llena de productos ultraprocesados, mucha publicidad hacia esos productos y mucha desinformación acerca de la correcta alimentación. Pero, ¿qué es un ultraprocesado? Son aquellos alimentos que están elaborados con ingredientes industriales como son los azúcares añadidos, aceites vegetales, potenciados del sabor, grasas, colorantes, conservantes, etc… Son alimentos con un valor nutricional escaso o nulo, una densidad calórica muy alta, bastante apetecibles, crean adicción y poco saciantes entre otras muchas cosas.

Esto son ultraprocesados: 

 

 

No es casualidad, que la prevalencia de sobrepeso en España en personas mayores de 18 años sea superior al 35% en ambos sexos (43% en varones) y del 17% en obesidad. Los jóvenes también sufren este gran problema, con un 16% de sobrepeso. (1)    

 

 

 

Lo peor de todo esto, es que estas cifras han ido en un aumento constante desde 1987 hasta el 2014 y se prevé que siga creciendo a pesar de este pequeño descenso a finales de estos años. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 El aumento de los productos ultraprocesados, su fácil acceso y sus bajos precios (2) , junto al descenso de actividad física, hacen que esa gráfica siga creciendo a favor del sobrepeso y la obesidad. Ambos factores (alimentación inadecuada y sedentarismo) son determinantes en este gran problema de salud.  

 

 

 

 No es de extrañar, que las primera causa de mortalidad en España sean las enfermedades isquémicas del corazón, enfermedades con una estrecha relación con el sobrepeso y la obesidad. Es una necesidad pues, educar a la población en la adquisición de buenos hábitos alimentarios.

 

 

 

 

 La correcta educación alimentaria debe darse desde edades muy  tempranas para que esos niños/as adquieran hábitos alimentarios correctos que les acompañe a lo largo de su vida. Cuanta  más conductas alimentarias inadecuadas adquiera un niño o adulto, más relación tendrá con una dieta hipercalórica y con ello más probabilidad de tener sobrepeso y desarrollar enfermedades como la diabetes tipo II (3). Como dato, el número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014, ¡¡OJO!!. (4). 

 

   Tanto la obesidad y la diabetes tipo 2 son consecuencias comunes de los estilos de vida cambiantes (aumento de los estilos de vida sedentarios y una mayor densidad de energía de las dietas). Ambas conductas son totalmente modificables a través de una correcta educación, pero esto requiere una estrategia coherente y multifacética. Estas estrategias no se han desarrollado, y si se han desarrollado, no se llevan acabo o son poco efectivas. ¿Acaso cerramos los ojos ante este gran problema? ¿Por qué no veo multitud de campañas fomentando un estilo de vida adecuado para reducir esa prevalencia de obesidad? ¿Por qué no veo campañas contra los ultraprocesados?. Es de gran urgencia desarrollar planes globales y nacionales para la prevención y el manejo adecuado de la obesidad y enfermedades relacionadas como la diabetes tipo II.  (5) . La relación aumento de la grasa corporal y ultrapocesados es clara (6), pero seguimos sin hacer nada o muy poco.

 

 

Es necesario educar a la población, es necesario educar al paladar. 

 

 

En nuestro entorno moderno, industrializado, la percepción de los sabores juega un papel fundamental en la salud para evitar posibles enfermedades derivadas de la sobrealimentación como la obesidad, diabetes tipo II, y la estenosis hepática (hígado graso). 

 

 

 El sabor dulce y/o unami es un tema particularmente importante en lo que respecta a la salud humana. Nuestra atracción innata a los alimentos de sabor dulce/umami gracias a ciertos receptores del sabor (T1R), sirvió a nuestros antepasados para evaluar los alimentos con alto contenido calórico y así poder almacenarlos como combustible, pero se ha convertido en un problema de salud pública. En los tiempos donde la hambruna abundaba,  que nuestros antepasados se decantarán por los alimentos de grandes densidades calóricas, supondría un papel fundamental en la supervivencia. Lo que antes era beneficioso y necesario para nuestra supervivencia ha sido alterado y ultraprocesadas en productos comestibles que pueden ser desventajosas y potencialmente adictivo. (7) (8) (9) (10).

 

 Alimentos ricos en carbohidratos simples (azúcares simples estimulan aun más los receptores T1R) ya no son escasos gracias a los avances en la agricultura y la tecnología. La cantidad de energía de los alimentos disponibles per cápita ha aumentado hasta el punto de que el principal desafío nutricional para los seres humanos de los países industrializados se ha desplazado de la desnutrición a la sobrealimentación. Es más, se ha visto como el azúcar (contenido de la mayor parte de los ultraprocesados) puede ser causar adición en el consumidor, mostrándose elementos de conducta y neuroquímicos (elevación dopamina) suficientes para hablar de posible adicción al azúcar en una persona, signos que veo en algunos en mí y en algunos de mis clientes al consumir azúcar. Hay más de un estudio que demuestra que, el consumo de alimentos apetecibles desencadenan respuestas neuroadaptativas de adicción, conduciendo al desarrollo de la alimentación compulsiva.  ¿Quién no ha comido algún dulce o chocolate y ha tenido la necesidad de no dejar ni un grano? (11) (12) (13).

 

 

Es lógico pues, si nos alimentamos a base de ultraprocesados (alimentos muy hiperpalatables y calóricos, relacionados con la supervivencia), que acabemos rechazando alimentos como una densidad calórica muy baja como pueden ser las verduras. No pretendamos alimentar a nuestros hijos/as a base de alimentos hiperpalatables llenos de azúcares, potenciados del sabor, grasas hidrogenadas…y después, querer que acepten de manera adecuada los vegetales, frutas, legumbres, etc. Estos niños/as tendrán un rechazo a este tipo de alimentos debido a la mala educación del paladar (preferencia por los alimentos hiperpalatables), jugando un papel fundamental para una correcta alimentación, y por lo tanto,  un buen estado de salud.

 

 

Podríamos decir que, a mayor consumo de alimentos hiperpalatables (ultraprocesados) , mayor rechazo a los alimentos poco estimulantes de los receptores del dulce/umami (ejemplo: vegetales). Cosa que veo en alguno de mis clientes al hacer un control de su alimentación. Te pongo un ejemplo de ello; Tú llevas unos hábitos alimenticios saludables durante tu día a día, es decir, te alimenta a base de alimentos como vegetales, frutas, carnes, pescado, huevos y otros productos no procesados, pero te vas de vacaciones durante dos semanas a un todo incluido en el Caribe. Allí te alimentas a base de refrescos, dulces, mojitos, embutidos, pizzas y más productos ultraprocesados. Cuando vuelvas a tu vida normal, te costará muchísimo adaptarte al sabor de esos alimentos no tan palatables. Eso es una realidad,  seguro que alguno de los lectores lo habéis presenciado. Este es uno de los tantos motivos por los que hay que evitar estos alimentos y centrar nuestra alimentación en alimentos no procesados como son las frutas, verduras, lácteos, pescados, etc.

 

En definitiva:

LO QUE NOS HIZO SOBREVIVIR EN EL PASADO, NOS MATA EN EL PRESENTE. 

 

REFERENCIAS:

  1. Datos y cifras España.2014.  https://www.msssi.gob.es/estadEstudios/estadisticas/sisInfSanSNS/tablasEstadisticas/SaludSistemaSanitario_100_Tablas1.pdf 

  2. Monteiro CA y compañía. Disponibilidad del hogar de comidas ultra-procesadas. 2017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28714422

  3. Maritza Muñoz-Pareja y compañía. Obesidad-Relacionados Con Los Comportamientos Alimentarios Están Asociados. 2013. http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0077137

  4. OMS. Nota descriptiva, Julio 2017. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/es/

  5. Seidell JC. La obesidad, resistencia a la insulina y la diabetes - una epidemia mundial. 2000. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10889785

  6. Costa Cs y compañía. El consumo de alimentos procesados y de ultra-grasa corporal durante la infancia y la adolescencia: una revisión sistemática. 2017.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28676132

  7. https://www.karger.com/Article/FullText/478760#ref1

  8. Vladimir O. Murovets y compañía. Deterioro de metabolismo de la glucosa en ratones que carecen del Tas1r3 Taste gen del receptor. 2015. http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0130997

  9. Glendinning JI y compañía. El papel de T1r3 y Trpm5 en hidratos de carbono inducida por la obesidad en ratones. 2012. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22683548

  10. David C. Perspectivas evolutivas y neuropsicológicos en conductas adictivas y sustancias adictivas: relevancia a la "adicción a la comida" construir. 2014. https://www.dovepress.com/evolutionary-and-neuropsychological-perspectives-on-addictive-behavior-peer-reviewed-fulltext-article-SAR

  11. Pedro Rada y compañía. Adicción al azúcar. ¿mito o realidad?. 2005. http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1690-31102005000200002

  12. JR Island y compañía. Refinada adicción a la comida: Un trastorno por uso de sustancias clásico. 2008. http://www.medical-hypotheses.com/article/S0306-9877(08)00642-7/fulltext 

  13. Paul M Johnson y Paul J Kenny. Los receptores de copaiba D2 en la disfunción recompensa adicción similar y el comer compulsivo en ratas obesas. 2010. .http://www.nature.com/neuro/journal/v13/n5/full/nn.2519.html?foxtrotcallback=true

 

 

Please reload

Entradas destacadas

LO QUE NOS HIZO SOBREVIVIR EN EL PASADO, NOS MATA EN EL PRESENTE.

February 23, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Copyright 2018 - MarioOrtizNutrición -  All Rights Reserve